Jueves, 20 de Junio 2024
 Tipo/Ubicación:  
Alquiler de Habitaciones en el Cabo de Gata

Ecologismo - Noticia. Europa - 17/11/2021

La propuesta de ley de la CE contra la deforestación importada empieza bien, pero olvida otros ecosistemas y a las comunidades locales

España fue el tercer mayor importador de deforestación durante el período de 2005 a 2017

WWF

Almeria 24h
Compartir en Facebook


La propuesta de ley de la CE contra la deforestación importada empieza bien, pero olvida otros ecosistemas y a las comunidades locales


PUBLICIDAD

La Comisión Europea ha presentado hoy su propuesta de ley para minimizar el impacto del consumo de la UE en los bosques del mundo. Esta ley tiene el potencial de reducir significativamente la huella ambiental del comercio mundial mediante la creación de unas reglas del juego que eviten la entrada en el mercado europeo de productos y materias primas que han generado deforestación. Lamentamos la falta de ambición en algunos aspectos importantes, como la inclusión de otros ecosistemas además de los bosques - pastizales, sabanas y humedales-, así como la defensa de los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales.

Como bloque comercial más grande del mundo, la UE tiene la responsabilidad de detener la destrucción de la naturaleza causada por su consumo. Con esta propuesta, la Comisión Europea ha creado las bases para que la UE se convierta en la primera región en abordar de manera integral su papel en la deforestación global. Esta ley fue una promesa central del Pacto Verde Europeo y es uno de los pilares fundamentales de la acción mundial sobre el clima y la biodiversidad, por lo que es fundamental que en el camino hasta su adopción como Reglamento no se rebaje su ambición y se fortalezcan sus debilidades.

Reconocemos que este nuevo texto incluye elementos fuertes, como exigir que todos los productos que llegan al mercado de la UE sean totalmente sostenibles, es decir, libres de deforestación y degradación forestal, además de ser legales según los estándares del país productor. El texto también estipula que todos los productos deben ser rastreables hasta su lugar de origen, esto es, donde fueron producidos o recolectados. Asimismo, la propuesta prevé fuertes medidas para hacer cumplir la legislación en toda la UE, incluidas multas, que deben ser proporcionales al daño ambiental causado y su valor; y un marco claro para los Estados miembros sobre los procedimientos para realizar las comprobaciones y los controles.

Sin embargo, la ley propuesta contiene lagunas que reducen las grandes posibilidades de la UE de mantener la destrucción de la naturaleza fuera del mercado. En concreto, habíamos había pedido la inclusión desde el principio en esta ley de otros ecosistemas más allá de los bosques, y no se ha cumplido. Preservar únicamente los bosques traslada la presión a otros ecosistemas de inestimable valor ambiental y social, como los pastizales, las sabanas y los humedales. Además, las empresas que se abastecen de países de “bajo riesgo” no necesitan realizar una evaluación de riesgos, lo que creará distorsión en el mercado y competencia desleal. Otro aspecto muy importante es que la inclusión de los derechos humanos en la propuesta de la Comisión es demasiado limitada, por lo que no protege eficazmente a los pueblos indígenas y las comunidades locales.

1,2 millones de ciudadanos han pedido una ley que elimine la deforestación de una vez por todas de nuestros platos

Con esta propuesta, la Comisión demuestra que ha escuchado, pero sólo con un oído. Quedan algunas lagunas importantes que no cierran firmemente la puerta a la destrucción de la naturaleza o las violaciones de los derechos humanos. Ahora depende del Parlamento Europeo y de los Estados miembros elevar aún más el listón para que esta ley sea lo suficientemente fuerte para abordar realmente la huella del consumo de la UE e inspirar al mundo a hacer lo mismo.

Según un estudio reciente, la expansión agrícola está detrás de casi el 90 por ciento de la deforestación mundial, un impacto mucho mayor de lo que se pensaba anteriormente. Solo la UE es responsable del 16% de la deforestación tropical vinculada al comercio internacional de productos básicos como la soja, el aceite de palma y la carne vacuna. La acción de la UE para abordar su huella debe estar a la altura del desafío.

España fue el tercer mayor importador de deforestación durante el período de 2005 a 2017

El papel de España en las negociaciones que llevarán esta propuesta de Reglamento a convertirse en una realidad es clave por el relevante impacto que genera nuestro consumo. Dentro de la UE, España fue el tercer mayor importador de deforestación durante el período de 2005 a 2017. No podemos mirar hacia otro lado. Necesitamos demostrar liderazgo y ambición en las negociaciones.

Para que esta ley aborde eficazmente la deforestación mundial y reduzca la huella de la UE en la naturaleza, WWF pide que esta ley cumpla los siguientes principios:

Proteger tanto los bosques como otros ecosistemas naturales desde el principio: La Comisión propone evaluar la inclusión de otros ecosistemas naturales (como pastizales, sabanas y humedales) después de la primera revisión de la ley, dos años después de su entrada en vigor. Es demasiado tarde: estos ecosistemas se están perdiendo a un ritmo alarmante. En solo más de un año, 5.075 km² de tierra fueron destruidos en la sabana brasileña del Cerrado, el mayor proveedor de soja de la UE. Eso es más de tres veces el tamaño de Londres.

Aplicar la misma regla para todas las empresas: Una importante laguna en la regulación es que las empresas que se abastecen de países de “bajo riesgo” quedan exentas de verificar si los productos están relacionados con la deforestación o la degradación forestal. Esto debilita la propuesta de legislación, ya que los productos con alto riesgo también pueden enviarse a países de bajo riesgo. La categoría de bajo riesgo debería descartarse por completo.

Incluir los derechos humanos: la propuesta aborda los derechos humanos de forma muy limitada, sin impedir que se comercialicen en la UE productos relacionados con violaciones de derechos humanos. Actualmente, los pueblos indígenas y las comunidades locales de todo el mundo son desalojados de sus tierras y sufren una violencia cada vez mayor en nombre de la agricultura y la ganadería industrial. La legislación debe hacer referencia a las normas internacionales de derechos humanos.

Abarcar todos los productos y materias primas relevantes que corren el riesgo de estar vinculados a la destrucción de la naturaleza: la propuesta excluye el caucho y el maíz con el pretexto de que estos solo representan una pequeña fracción de la deforestación, incluso si se encuentran entre las 10 principales materias primas importadas por la UE vinculadas a la naturaleza. destrucción. La decisión de incluir productos básicos, pero también otros productos procesados ​​(por ejemplo, barras de chocolate), debe basarse en criterios objetivos y científicos. Además, la propuesta no incluye la ampliación del alcance de los productos de madera, que WWF ha estado solicitando durante mucho tiempo en el marco del EUTR (por ejemplo, se incluye papel pero no libros).




15/11/2021 - .Noticia. Europa - Pedimos a la CE que cumpla su promesa para acabar con la destrucción de la naturaleza impulsada por la UE


04/03/2020 - .Noticia. Europa - La Comisión Europea confirma 2050 como el año de la neutralidad climática, pero sin un mecanismo que presione


23/01/2020 - .Noticia. Europa - Nuevas reglas para promover la reutilización del agua en la agricultura


17/01/2020 - .Noticia. Europa - Un billón de euros para financiar la transición ecológica en la UE




 Diario OK adaptado a problemas de visión    Diario OK para dispositivos Móviles    Seguir a Diario OK en Twitter    Diario OK en Facebook